Aunque la mayoría de nuestros eventos son de grupos de al menos 10 personas, nos encantan los encuentros de un grupo muy reducido. En este caso acompañamos a Marta Abril y su familia, en esta reunión íntima de una noche y un día. Normalmente las experiencias de esta duración saben a poco porque cuando empiezas a desconectar más profundamente es hora de volver a la vida cotidiana. No obstante es muy beneficioso de vez en cuando regalarse momentos de silencio, de volver a la tierra y de enraizarnos. En estas experiencias siempre está incluida una parte gastronómica de la mano de nuestra Chef, y una actividad, que en este caso, contamos con las voces de Veronica y Aninha que acompañaron los mantras con instrumentos como Shruti box, la guitarra y con percusión. Una velada de Kirtan que nos trajo paz, armonía y luz a nuestros corazones.